“Hasta que no haya conciencia de lo que significa la vulneración de un derecho no podemos hablar de derechos humanos”-Entrevista a Fatou Shecka

Por Pamela Bellagamba

Fatou Secka es la presidenta de Equis-MGF, una asociación con sede en Barcelona, que desde el 1998 tiene el objetivo de sensibilizar y erradicar las prácticas de la mutilación genital femenina.

Fatou trabaja como técnica formadora en la Fundación Cepaim-Delegación de Barcelona,  imparte talleres de formación,  del proyecto “Salir Adelante, Prevención y Sensibilización de la Violencia de Género dirigida a Mujeres Inmigrantes y Autóctonas, con los objetivos capacitación y empoderamiento de las mujeres.

Por su relación con la comunidad africana percibe la existencia de casos de matrimonio forzado, considerado por la misma comunidad como una práctica cultural o tradicional que como tal viaja con su gente.

Durante los cursos que desarrolla con las chicas enfoca el tema hablando de salud y de derechos humanos. Depende de cada grupo, según edad y/o nivel de comprensión en referencia del significado de los derechos humanos, hay que hacer un trabajo previo sobre lo que son los derechos, hasta que haya una toma de conciencia del propio estado.

Hasta que no haya conciencia de lo que significa la vulneración de un derecho no podemos hablar de derechos humanos. En la imposición no hay conciencia del derecho a que no se vulnere la propia decisión.”

“Para tener toma de conciencia hay que reflexionar, y para reflexionar hay que tener conocimiento.” 

1- ¿Cuáles son las tipologías de matrimonio forzado que observa durante el desarrollo de su trabajo?

“Desde la intervención profesional me voy dando cuenta de casos pero tengo más ocasiones de detectar situaciones de matrimonio forzado por mi relación personal con la comunidad africana, por hecho de ser parte de ella. Es un tema que se considera cultural o tradicional.

Las consecuencias de una trayectoria de vida de este tipo son más profundas que el mero hecho del matrimonio forzado, afectan a todo los otros ámbitos de la vida de las muchachas.

Los padres pactan una unión matrimonial porque tienen compromisos previos con la otra familia. A menudo ni la chica ni el chico pueden decidir.”

2- ¿Cuáles son los colectivos que lo practican?

“Los que más conozco son las personas de África subsahariana, trabajo sobre todo con personas de Senegal y Gambia. En estos países se está luchando para el abandono de estas prácticas y para que se respeten los Derechos Humanos. La  práctica de mutilación genital femenina es un patrón de violencia sobre las mujeres y vulnera los derechos humanos. Hace años que me dedico a la Prevención y Sensibilización para los profesionales de todos los ámbitos y con la comunidad. Respecto al matrimonio forzado se habla pero no con tanta fuerza.”

3- ¿Cuál es la edad más afectada en relación con el matrimonio forzado?

“De los 13 hasta los 16 años. Depende de cuando los padres consideran que su hija ya está desarrollada. En este caso se trata de matrimonio precoz.

El matrimonio forzado puede ocurrir desde la infancia, la adolescencia y a edades adultas. Es cuando el matrimonio no está consensuado con la pareja, ella o él.”

4- ¿Se considera un tema tabú dentro de los colectivos que lo practican?

“Como por la mutilación genital femenina no hay que esperar que una niña vaya a denunciar.

Son los activistas y educadores con sus intervenciones que pueden crear espacios de información, toma de conciencia y reflexión para que las chicas tengan seguridad y que se sientan libres de expresarse.

Con EQUIS-MGF hemos sido pioneras en romper el tambú y fue creado en  el año 1998 cuando  empezamos a hablar de este tema. Hay que trabajar con los profesionales, es necesaria que tengan formación sobre comunicación intercultural, conocimiento de lenguas vehicular para establecer un vínculo, o promocionar la intervención profesionales de los/as mediadores/as interculturales.

Hay una asociación que trabaja el fenómeno del matrimonio forzado y trabajan a partir de la base: en capacitación y empoderamiento, para que las muchachas puedan auto-defender sus propios derechos.”

5- ¿Cuál es el protocolo que se suele seguir respecto a la celebración del matrimonio y su posterior legalización?

“Para el matrimonio tradicional no hace falta registro civil en el momento de contraer el matrimonio. Incluso pueden vivir separados y casarse a distancia o desde aquí llevar las niñas a sus países y casarlas,  algunas veces las dejan allá con los maridos.

Las culturas viajan con su gente. Claro que pasa aquí también, y lo harán con toda la naturalidad.”

6- ¿En ámbito social hay una red entre organizaciones que compartan líneas de intervención a nivel extraterritorial?

“Hay una nueva asociación que opera en ámbito estatal con sede en Girones que está trabajando desde hace dos años sobre el fenómeno del matrimonio forzado. Implica tanto profesionales como instituciones a través de formaciones para consolidar una red de detección e intervención.”

7- ¿Cuál es el impacto social, o coste social de tal práctica? ¿Cuáles son las consecuencias en las personas?

“El impacto social es que se considera que aquí no está pasando.

Hay que hacer una revisión de tradiciones y tomar medidas preventivas, empezar a trabajar este tema para saber en qué punto estamos y así dar el apoyo necesaria a estas jóvenes.

Formar la comunidad y formar a los profesionales.

La vulneración de derecho a decidir vulnera la salud psicológica de las muchachas.”

8- ¿Cuál es la percepción del fenómeno sumergido?

“No tenemos números, sabemos que está pasando pero no podemos contabilizar.”

9- ¿Hay historias que se pueden contar? Aseguramos el anonimato.

“Por protocolo profesional no.”

10- ¿Existe un protocolo de actuación? ¿Cuál es y que fortalezas y debilidades tiene?

“Desde muchas organizaciones se detectan casos.”

11- ¿Quién denuncia?

Desde que los profesionales detectan un caso tendrían que denunciar pero siempre sabiendo las consecuencias que la denuncia tiene en la persona. Los profesionales tienen que tener un conocimiento de base.”

12- ¿Cómo se podría mejorar desde la práctica?

Trabajar con los adolescentes, prepararlos para que sean futuros apoyos. Tiene que haber implicación por parte de las instituciones. Los profesionales tienen que tener conocimientos de interculturalidad.

Hay un pilar que es la propia víctima que tiene que poder tomar un papel en esto, tener acompañamiento en todos los niveles y pensar en las consecuencias que pueden haber cuando esta sea descubierta por los progenitores o la familia, hay que hacer un trabajo profundo que puede ser en paralelo con la intervención.”

13- ¿Propuestas de prevención?

“Nunca es tarde. Hay que trabajar con las familias y con los padres. Creo que las personas diana sean las madres que han sido víctimas y aun así perpetúan esta práctica. Si esta madre fue víctima pero no ha habido ninguna alternativa que le haya dado la posibilidad de ver esto como una vulneración de su derecho no ha podido haber evolución. Es necesaria crear espacios de formación e información, empoderamiento para  estas madres, si ellas adquieren otras alternativas, será una buena herramienta para el cambio.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s