Una decisión de la Corte Constitucional de Zimbabue, nominada a los Premios Género y Justicia

Por Cristina González

Dos mujeres que vivieron las consecuencias del matrimonio infantil demandaron esta práctica en Zimbabue, una de ellas se casó a los 15 años y tiene un hijo, la otra mujer se casó a los 16 y para antes de los 18 ya era madre de dos hijos. Para ellas, esta práctica era inconstitucional y sometía a las niñas a contextos de pobreza y sufrimiento.

La Corte Constitucional de Zimbabue escuchó sus argumentos y con un fallo unánime prohibió el matrimonio infantil, reiterando que la Constitución de Zimbabue y las obligaciones internacionales de derechos humanos ordenan al Estado prohibir este tipo de matrimonios.

Seguir leyendo

Anuncios