¿Datos sobre matrimonio infantil en Europa?

Por Montse Tafalla

La fuente principal de información sobre la realidad del matrimonio infantil en el mundo son los datos estadísticos que hace públicos UNICEF con su informe anual “La situación de  los niños en el mundo”, fácilmente obtenible en la web.

Si observamos la tabla de datos podemos fácilmente comprobar cómo de los países de Europa Occidental no se hacen públicos los datos en esta fuente global de información.

Pero ello no quiere decir que no se den matrimonios de menores o que la cuantía de los mismos sea irrelevante.  Ya que, por ejemplo,  desde julio del 2015 en España y anteriormente en otros países del entorno como Francia, Dinamarca, Reino Unido, Alemania o Noruega se ha introducido un nuevo tipo penal: el matrimonio forzado, que se tipifica como un delito específico dentro del capítulo de las coacciones.

Entendemos que la aparición, ahora, del matrimonio forzado en los códigos penales se asocia a un problema cultural, importado por los inmigrantes y  se relaciona con las medidas de regulación de la inmigración.

Desde nuestro punto de vista el tema de los matrimonios forzados, que son en su gran mayoría matrimonios prematuros, tienen que ser tratado como lo que es, un tema de violación sistemática de los derechos humanos desde el punto de vista de los derechos vulnerados de los niños y en su mayoría niñas casados, teniendo en cuenta la dinámica social y cultural de esta práctica. Y entendemos que la manera de luchar contra esta práctica es mediante la educación y formación en materia de derechos a los niños y niñas potenciales víctimas de la esta práctica pero que ellos no viven como una práctica delictiva.

Este conocimiento de lo que realmente supone la práctica se ha de hacer desde el estudio de campo y sobre todo cuantificando el problema en nuestros países y tal como establece el “Convenio del Consejo de Europa sobre prevención y lucha contra la violencia contra las mujeres y la violencia doméstica” que efectivamente pide por la penalización de la conducta, también establece en su artículo 11  que se han de recoger los datos estadísticos relativos a todas las formas de violencia, analizarlos y hacer difusión de los mismos.

Esta es, entendemos, la forma de poder empezar a trabajar con los colectivos afectados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s