Una decisión de la Corte Constitucional de Zimbabue, nominada a los Premios Género y Justicia

Por Cristina González

Dos mujeres que vivieron las consecuencias del matrimonio infantil demandaron esta práctica en Zimbabue, una de ellas se casó a los 15 años y tiene un hijo, la otra mujer se casó a los 16 y para antes de los 18 ya era madre de dos hijos. Para ellas, esta práctica era inconstitucional y sometía a las niñas a contextos de pobreza y sufrimiento.

La Corte Constitucional de Zimbabue escuchó sus argumentos y con un fallo unánime prohibió el matrimonio infantil, reiterando que la Constitución de Zimbabue y las obligaciones internacionales de derechos humanos ordenan al Estado prohibir este tipo de matrimonios.

Asimismo, la Corte reconoció las graves consecuencias del matrimonio infantil y el desproporcionado impacto que tiene esta práctica sobre las niñas pues no sólo las somete a contextos de violencia y pobreza sino que las priva de las protecciones especiales que reconoce la ley para los menores, pues al casarse, no importa su edad, la ley las trata como si fueran adultas.

Esta es la historia real de una decisión nominada a los Premios Género y Justicia, creados por la organización Women’s Link Worldwide teniendo en cuenta que en todos los países, sin importar su sistema político, tradiciones o creencias religiosas, los comentarios de jueces o juezas, cortes y tribunales tienen una influencia enorme sobre el sentido de justicia y la vida diaria de todas las personas.

Puedes leer toda la sentencia aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s